Condenan a muerte al asesino de Twitter



Takahiro Shiraishi cubre su cara al interior de un automóvil de la policía en noviembre de 2017 en Tokio, Japón. (Foto: Kyodo/Reuters)




Takahiro Haraishi, apodado como el asesino de Twitter, es sentenciado a pena de muerte tras confesar haber asesinado al menos a unas 9 víctimas, a quienes contactaba por vía de la red social Twitter, con un mensaje de aliento que indicaba que deseaba ayudar a quienes sufrían. Y sí que los ayudaba, lo cual nos pone en el eterno dilema, de algo que la gente no termina de entender, y es que hay que cuidarse de la gente que conoces en redes sociales, si ya de por si el mundo es sumamente peligroso, imagínate alguien que puede estar en el anonimato de una IP. 


El pana, citaba a las víctimas a su departamento y allí las asesinaba, violaba y metía sus cuerpos descuartizados en el congelador. 

 

En el juicio la defensa indicaba que no merecía pena de muerte, porque las víctimas, habían consentido el hecho, pues eran personas que sufrían trastornos suicidas, y ya tenían evidencia incluso de haber publicado sus deseos de morir. 

 

Lo que trae una encrucijada, de que, si bien la eutanasia es legal en algunos países, esta debe hacerse con criterios que preserven la integridad moral del muerto, bueno, el punto es que hay un lio ahí y el juez determinó que el pana merecía la pena de muerte, porque él no es una autoridad competente para esos fines, además de que ultrajo los cuerpos de los asesinados. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pages